viernes

Noticias desde el MPA (Em pi éi)

Mientras el tiempo avanza a 1x en nuestro plano dimensional, nuestros héroes se hallan viviendo a poco menos de 0.00023x allá en el MPA. Por eso de héroes me refiero a Weissmann y su poco valerosa tripulación, y por MPA entiéndase Más Pa'llá.

Así es, estamos cerca del lanzamiento del primer volumen de la saga Descent to the Realm of Shadows y el ambiente ya huele a chicharrones de chanchito volador al arbusto feliz (Una comida tradicional de la ciudad castillo de Triciclo). Pero, antes del gran momento de su lanzamiento, hay una pequeña tarea que he de encomendar a mis sufridos lectores (No es por alardear, pero sé de 3 personas que ansían cada nuevo progreso del EDSCE... algo es algo XD). Y pues, la tarea consiste en responder la carta que se les enviará a nombre del ilustre cabezón, el Dr. Gottfried August Weissmann.

Para los lectores que no se hallan en mi lista de contactos, pueden pedirme una copia dejando un comentario en este mismo post.

Sin más spam por el momento, retírome a mi mundillo de voluptuosidad y ocio a forjar más ideas para el EDSCE (Y a rezar por algún comentario...).

4 comentarios:

Clermont dijo...

Pare la rezadera compadre!

yania dijo...

lo que pocos esperamos y muchos desearán.

Asterión dijo...

También agregué "Abierta la ventana", bajo al letra A. El blog de Dalí lo agregué bajo la letra R.

Dejo el comentario aquí porque el otro blog es muy exclusivo.

Saludos.

DAlCore dijo...

Porque esta ciudad es como sus habitantes, como tú, como yo. Una ciudad indefinida, con inmersos territorios escondidos, con largas zonas ineditas, coon lugares dudosos y evidentes, con horribles problemas que se acercan reptando por los caños, que se desprenden de las paredes de las casas elegantes y de las habitadas por obreros y oficinistas. Con una calma que amenaza romperse, pero que no se rompe porque tú no te atreves, porque yo no me atrevo, porque ellos y ellas no se atreven a pronunciar la palabra exacta. Por ejempplo a decir que me gustas, que quisiera en este momento darte la mano, sólo sentir tu calor sobre mi calor, pensar que vives realmente, que hablas cosas interesantes y novedosas, que no tienes miedo de tus propios pensamientos o de las gentes, que necesitas de mi amistad, que me necesitas. Pero nada dirás. Quizá el te veo mañana. Nos vemos mañana. Y te irás pensando que podrías haberme querido mucho.....